Y también a tus defectos...

Durante nuestra vida tenemos que ser el alguien perfecto para conservar a los demás a nuestro lado y no decepcionarlos: el hijo perfecto, el amigo perfecto, el alumno perfecto, el compañero perfecto... Hasta que aparece alguien que te quiere por ser tú.

No hay comentarios :

¿Qué opinas?