¿Dónde están los valientes?







Mi rudeza, mi descaro y mi distancia emocional hacen pensar que soy fuerte. Pero solo son armas de protección masiva. Soy tan débil que necesito la armadura en mi defensa o si no, quizá, lleguen a destruirme. 

No sé por qué piensan que las personas que se exponen emocionalmente son débiles, si no le temen a nadie.













Mil maneras de morir

Perdí a una persona que ni siquiera existía y perdí una vida que nunca tuve. 
Y a veces pienso que si no le lloro, nunca voy a olvidarle, 
nunca voy a borrar las cicatrices de sus labios en mi cuerpo. 
A veces, la mayoría de las veces, quiero que nunca pase. 
Que se quede ahí para siempre. 
Que se convierta en un dolor en el codo, 
en algo que me recuerde la vida mil veces que no estaba hecho para mí, 
pero que como la herida siempre va a formar parte de mí.

Resultado de imagen de to lost someone tumblr

No lo olvides

De tropezarnos aprendemos a esquivar la piedra. De caer al vacío aprendemos a saltar. De quemarnos aprendemos a alejarnos del fuego. De hundirnos aprendemos a nadar.
No olvides que es porque recordamos la herida. 

De la escritura a Galileo y de Galileo a Newton.
Porque los libros no olvidan

Del capitalismo a la crisis. De la crisis al capitalismo.
Porque todo es un ciclo.

Aprendemos historia para nunca olvidar y no repetir. 
Aprendemos historia para entender. Para ser más inteligentes. 

Olvidamos porque creemos que los recuerdos duelen. Lo que duelen son los hechos. Lo que duele es lo que nos decimos a nosotros mismos sobre nuestra experiencia. Soportarlos nos hace fuertes. Olvidar es una trampa. La verdad es que los recuerdos nos hacen un poco más invencibles cada vez.

Si eres capaz de abrazar a tus peores recuerdos, nada podrá destruirte dos veces de la misma forma.


#352

Cada vez que me pasa algo pienso que te lo estás perdiendo. Y cada vez que se me pasa pienso que te estoy perdiendo.

Mónica Carrillo