Los borrachos nunca mienten

–¡Estas borracho! 
–Sí, lo estoy. Y tú preciosa. Pero por la mañana, yo estaré sobrio… y tú seguirás siendo preciosa.

No hay comentarios :

¿Qué opinas?