/024538/

Cuanto tenía seis años veía a todas esas chicas mayores que siempre parecían felices, andando con sus amigas por las calles sin que su mamá les dijese cuándo tenían que acostarse o cómo tenían que vestirse. Siempre guapas y rodeadas de niños. Y entonces yo solo deseaba tener dieciséis años para poder hacer todas esas cosas divertidas que eres demasiado pequeño para comprender o para tenerlas permitidas.
Cuando cumplí dieciséis, solo quería volver a tener seis años para saborear cómo era la vida sin preocupaciones, solo diversión y sonrisas sinceras. Volver a disfrutar de mi mamá, sin responsabilidades, sin obligaciones. Y nunca estar sola sino rodeada de amor verdadero.

No hay comentarios :

¿Qué opinas?