/294870/

Ya va siendo hora de que alguien diga la verdad. Las relaciones no son ramos de rosas porque sí, picnics durante el atardecer ni besos pasionales bajo la lluvia. Las relaciones son pactos, treguas, luchas de poder. Un tira y afloja constante. Las relaciones, sin misterio, son aburridas. Las relaciones sin problemas, no existen. El truco, el secreto de una relación, es ser el miembro de ella que domine el poder. La verdad de las relaciones, es que son un balancín, nunca los dos participantes están a la misma altura, siempre uno de los dos querrá menos a su pareja de lo ella le quiere. Y ese uno es quien mantiene el poder de la relación, porque no importa cuánto ame a su pareja, ella siempre lo amará más, lo necesitará más, lo querrá ver más, lo echará más de menos. 
El truco para mantener el poder se basa en mantener ese misterio. Tu propio misterio. En provocar, pero no ofrecer. En insinuar, pero no dar. Se basa en decir lo que quieres, pero no cuánto lo quieres. Se basa en que nunca ha de ver cuánto te importa realmente. Nunca muestres que no puedes vivir sin él. Nunca demuestres, con hechos o palabras, que harías cualquier cosa por él. Y mantén siempre, siempre, tu dignidad por encima del amor.

2 comentarios :

¿Qué opinas?