Filofobia

Ella tiene un miedo inconcebible al amor y al compromiso. Esto es lo más difícil para ella. Pero me ha aceptado en su vida en lugar de enviarme a la cuneta porque al fin y al cabo sabía que saldría mal. Aún cree que saldrá mal, y a pesar de ello está a mi lado. ¿Eso no es amor? Sé lo que le ha costado escucharme decir que la quiero. Eso le hace dudar, ya lo dijeron otros antes y fue una mentira. Puedo ver el miedo en sus ojos. Miedo a volver a caer. Lo veo despertar a veces, cuando tenemos nuestros momentos más dulces. Y de repente su rostro se ensombrece, como una alerta que se dispara en su cerebro. ¡Cuidado! Es agotador tener que llevar esa precaución a todas partes. En ocasiones la vence y huye a la cama de alguno de sus amantes. Yo soy capaz de comprenderlo. Es una manera de sentirse segura. Si le entrega un pedazo de ella a otros hombres, nunca podrá dármelo todo a mí, ser mía por completo. Es su aval de que esta vez no caerá a un abismo. Como meter tu dinero en un banco y guardarte una parte bajo el colchón para cuando quiebre. Porque tú estás convencido de que quebrará. Es el amor lo único que la mantiene unida a mí a pesar de esas convicciones suyas. Desde luego no voy a renunciar al privilegio de tenerla cada noche en mi cama por prejuicios de otras personas sobre el amor. Ella está cuestionando todas sus creencias, arriesgando todo por estar conmigo, y eso es amor. Nada más importa.

No hay comentarios :

¿Qué opinas?