/007325/

No conocíamos las leyes que regían el amor. Bajo su influjo lo que había pasado no caducaba, lo que había muerto no desaparecía, las palabras equivalían a hechos, los pensamientos conservaban un poder mágico.

No hay comentarios :

¿Qué opinas?