Un templo mayor que la iglesia

Cada vez que se cierra un bar, se pierden para siempre cien canciones. Se desvanecen mil te quieros y los goles por la escuadra salen lamiendo el palo... Porque en un bar nos declaramos... escribimos guiones de cine... y hasta redactamos la Constitución. Aquí o eres de barra o eres de mesa, pero todos somos de bares. Venimos así de fábrica. Los satélites detectan un bar cada 18 segundos. Si no encuentras a alguien... está en el bar. La red social más grande se llama bar. Porque nos gusta vernos tocarnos, estar juntos y juntos vamos a echar una mano a nuestro bares. El lugar donde siempre somos felices... 
¡Benditos bares!
Cocacola



No hay comentarios :

¿Qué opinas?