Así no se juega

Hay quien dice que en el amor, como en la guerra, todo vale. Pero no. El amor no debería ser una especie de guerra donde alguien sale herido después de miles de confrontaciones. En el amor nadie obtiene nada cuando acaba, pero quien pierde, puede perder mucho. Y así lo vemos, así nos lo han enseñado. Con consejos, trampas, formas de negociación. Con avisos de no confiarnos. Con precauciones de no entregar todas nuestras armas y aprender a guardar un puñal bajo la almohada.
Así se juega.
Y lo más alarmante es que a nadie le escandaliza. Pero yo me pregunto qué ganan quienes usan mentiras y fraudes para salir triunfantes, como si el amor fuera un juego en el que se hieren unos a otros en lugar de una oportunidad para ser feliz y hacer feliz a otra persona.


No hay comentarios :

¿Qué opinas?