Aprende y olvida

La Tierra es una rueda. Gira y gira. Y ocurren cosas que te repercuten a ti o a alguien. Y cambias, te adaptas a los acontecimientos y vas forjando una experiencia. La experiencia te hace abandonar algunas creencias y te aporta nuevos pensamientos. Dejas atrás un poco de ti y te transformas en otra persona. Vas recogiendo las lecciones del pasado y a veces te conviertes en alguien que no quieres ser. Pierdes sin querer lo que merece la pena para ser alguien más perfecto, más inmune, más invencible. Mientras, tus adversarios continúan. Una casa, una esposa, un trabajo, una vida tranquila y feliz. Pero tú no. Piensas qué tendrás de malo, de diferente al resto. Simplemente no te permites errar, no entras en la batalla si existe el riesgo de quedar malherido. Juegas, como todos, pero no apuestas, siempre te retiras a tiempo. Tienes que dejarlo, tirar las cartas que te ha repartido la vida, soltar el pasado. Dicen que perdonar y olvidar es de ingenuos y tontos. Es permitir que te vuelvan a hacer daño. Pero es la única manera de tener un futuro. Yo lo diría mejor: aprende lo que necesitaras aprender, perdona y olvídalo todo.


No hay comentarios :

¿Qué opinas?