Regresiones de un hombre muerto

Yo tenía veintisiete años la primera vez que morí. Todo era blanco. Había una guerra y me sentía vivo, pero estaba muerto. A veces creo que vivimos las cosas solo para decir que sucedieron. Que no le sucedió a otro. Que me sucedió a mí. A veces vivimos para vencer las probabilidades. 
No estoy loco, aunque los demás lo creyeron. Vivo en el mismo mundo que los demás, solo que vi más de él… como seguramente tú has visto... A veces la vida solo puede comenzar de verdad al conocer la muerte, al saber que todo puede terminar, aún cuando menos lo quieres.
Lo importante en la vida es creer que, mientras estás vivo nunca es tarde. No importa cuan malo parezca todo, porque las cosas se ven mejores al estar despiertos que dormidos. Cuando mueres, solo hay una cosa que quieres que pase… Quieres regresar.


No hay comentarios :

¿Qué opinas?