Talla cien

Las chicas las prefieren grandes solo porque los chicos las quieren grandes. Hay chicas que las tienen grandes y chicas que las tienen pequeñas. Hay chicas que critican las grandes, pero a los chicos solo los oiréis criticar las pequeñas. Hay chicas que se conforman con una ochenta y chicas que se enorgullecen de calzar una talla cien. Van con su escote a todas partes y no pierden oportunidad de mostrar sus "encantos". Y lo peor es que funciona. Vivimos en una sociedad tan superficial que la cien siempre irá por delante sin importar si se trata de trabajo, de amistad, de amor, o de sexo. La cien siempre tiene el primer turno, y las demás solo son suplentes. No importa otra cosa. La cien domina un mundo que se atreve a decir que no es machista.

Yo no uso una cien, pero me daría pena usarla. Que mi orgullo se basara en el tamaño de algo en lo que no tuve opción y que solo sirve para alimentar la fantasía de unas hormonas revueltas, aún con los problemas que pudieran causarme: patologías a nivel de la columna vertebral, alteraciones metabólicas, ligamentosas... Me daría pena que en lugar de llegar y decir "tengo un trabajo estupendo" o "tengo a alguien que me quiere" o "tengo una gran vida", la respuesta en una foto, en una voz o en una camisa por la calle, sea "¡tengo tetas grandes!" Y todos se mueran de deseo y de envidia. Mujeres alimentando complejos y tratándose como un poco de carne. Eso es lo que me da pena. Que esa sea la única satisfacción y dignidad de algunas chicas. Creo que el tamaño de sus pechos es inversamente proporcional a cuánto ellas valen. Pero los hombres aún prefieren saber cuánto pesan unas tetas antes que un cerebro y allí depositan toda su admiración, haciendo sentirse inferiores a quienes no tuvieron tanta suerte con su cuerpo pero quizá más con su corazón.


No hay comentarios :

¿Qué opinas?