Diferente

No importa si has suspendido un examen. Está bien si no eres alta ni delgada, y si no tienes los ojos azules y la cabellera rubia. Está bien si no te silban los chicos, al fin y al cabo no eres un perro ¿no? Y si tus amigos se marchan de tu lado no importa, porque si fueran lo bastante buenos como amigos permanecerían junto a ti, tratando de hacer que te sintieras mejor y superaras cada pedrada. No importa si tus padres te gritan, ellos no recuerdan lo que es ser joven. Está bien que a veces te sientas perdido, y sigas buscando esa parte que te falta, todos lo hacemos. Tan solo recuerda que eres una persona individual, única y diferente al resto.


No hay comentarios :

¿Qué opinas?