Lo quiero todo

Hay veces en que no podemos elegir. ¿Pastel de chocolate o de nata? ¿Estudiar teatro o arquitectura? ¿Chicos o chicas? El postre de un restaurante, tu futuro, lo que te gusta... Incluso los sueños. Hay tanto que hacer, tantas posibilidades, que estamos indecisos ante nuestros propios sueños. Lo queremos todo, aquí y ahora. Hay veces que no podemos elegir, pero la sociedad nos ofrece un millón de opciones, y luego nos obliga a hacerlo.


No hay comentarios :

¿Qué opinas?