Ña

Para serte sincero, a mí nunca me ha servido de consuelo saber que vivimos bajo el mismo cielo, y vemos la misma luna. Podemos tener muchas cosas en común aun a distancia, pero si no te tengo, es como si no tuviera nada. Para mí eres como el café a primera hora, el cigarrillo en momentos de melancolía, el chocolate caliente en una noche fría de lluvia, la música durante un mal día. Eres la persona indicada en el momento correcto de mi vida. 
No sé cuántas vidas tenemos, pero espero encontrarte en cada una.


No hay comentarios :

¿Qué opinas?