Nunca se da tanto como cuando se dan esperanzas

Nunca se da tanto como cuando se dan esperanzas.
La esperanza es aquello que nos impide abandonar un camino por si acaso fuera el camino correcto. Es lo que nos impide tirar tantas cosas inútiles por si algún día las necesitamos. Es lo que nos impide dejar un lugar, un momento o a una persona atrás porque tal vez sea el lugar, el momento o la persona adecuada. La esperanza es una trampa, es donde se materializan los sueños como posibles, aun cuando no existe ninguna evidencia de que se vayan a cumplir. Es un callejón sin salida. Sin la esperanza, las personas tomarían decisiones basadas en el presente, no confiarían en un futuro que tal vez nunca llegue, vivirían hoy porque no creerían en un paraíso tras la muerte, y sin embargo, sin esperanza ya estaríamos muertos.


No hay comentarios :

¿Qué opinas?