Un amor para toda la vida

Si quieres un amor de verdad, un amor como para toda la vida, tienes que vestirte de soldado sin armadura. Por ti y por él o ella tienes que dejar para siempre de agachar la cabeza. Tienes que ser quien eres. Y ser la mejor versión de ti cada día. Tienes que correr a su lado y no perseguirlo. Tienes que luchar con él y no por él. Tienes que vencer al miedo y a las dudas. Tienes que escuchar a tu cabeza. Tienes que guardar secretos y soltar huracanes cuando sea preciso. Tienes que mostrar la profundidad de tu universo sin revelar tus galaxias. Tienes que fundir tu alma en la suya antes que vuestros cuerpos. Tienes que ser valiente y actuar con decisión. No debes darlo por seguro, tienes que ganarte cada día su corazón, y permitir que se gane el tuyo, con pasión reciclada. Debéis estar el uno para el otro, todo debe ser recíproco. Tienes que sostener su mano, miraros a los ojos cuando habléis, leer vuestras miradas, curar con abrazos, reír juntos de la misma estupidez. 

Si quieres un amor como para toda la vida debes amarlo, pero no debes necesitarlo nunca. Tienes que ser libre a su lado. Tienes que aprender de esa persona y dar lecciones. Y crear sonrisas. Y ahuyentar fantasmas, Y alzar tormentas cuando no se porte. Tienes que firmar acuerdos donde los dos ganéis incluso cediendo algo de terreno. Tienes que derribar los muros entre ambos. Y discutir mil veces. Y arreglarlo con mil y un besos. Tienes que dar importancia a lo importante y desterrar las trivialidades. Tienes que aceptarlo o marcharte, no hay cambio. Tienes que enamorarte o marcharte. Tienes que perseguir tus sueños y estar a la altura de tus metas. No te calles lo que piensas. Arriésgate. Y no te rindas en lo amargo, siempre que seque tus lágrimas, tú debes secar las suyas. Tienes que respetarte y respetarlo. Tenéis que miraros con los mismos ojos. Tienes que dejar que te descubra nuevos paraísos. Y enseñarle cosas que jamás pensó que le gustaran.  Tenéis que vivir aventuras juntos y disfrutar lo convencional y lo ordinario. Tienes que estar a gusto. Tienes que quererte como para toda la vida... y ya después quererlo.

No hay comentarios :

¿Qué opinas?