Rebelión

Ser una persona amable y buena es una forma de rebelión. Ya existe bastante gente maleducada y egoísta por el mundo. Tal vez creas que no eres especial por responder con una sonrisa, pero lo eres: alguien tímido o con problemas sociales puede pasar junto a ti, y de repente transformas su entorno en algo más bello. Eres la diferencia entre un buen día y un mal día para esa persona. ¡Para tantas cada día! Porque nunca sabes por cuáles circunstancias están pasando los demás a tu alrededor.
Ser amable es una rebelión contra una sociedad que nos dificulta la vida. Es la mejor forma de rebelión, porque es contagiosa de forma universal: basta con pasar un rato con una persona amable y positiva para llevarte un poquito de su magia y ver todo mejor. Es una rebelión contra la desesperanza y la falta de fe en la humanidad. Es una rebelión porque hay más noticias de desgracias que de grandes hazañas benéficas. Hoy por hoy y en un futuro, serás un fenómeno extraño, algo en vías de extinción. La amabilidad es la revolución que el mundo necesita, la antítesis de la autodestrucción humana.

 

No hay comentarios :

¿Qué opinas?