¿Dónde están los valientes?







Mi rudeza, mi descaro y mi distancia emocional hacen pensar que soy fuerte. Pero solo son armas de protección masiva. Soy tan débil que necesito la armadura en mi defensa o si no, quizá, lleguen a destruirme. 

No sé por qué piensan que las personas que se exponen emocionalmente son débiles, si no le temen a nadie.













No hay comentarios :

¿Qué opinas?