Piensa

A veces un segundo es demasiado tarde. Puedes fundir la vida a tu capricho y darle forma, pero no a los demás. A veces un error es insalvable. Una palabra incorrecta, un gesto a destiempo. Todo cambia. Y ya no se puede restaurar. Así que ten cuidado. Piensa. Da un paseo cuando los recuerdos te calienten el corazón y enfríate. Si condenas a algún inocente en pos del culpable, sentencias a la persona equivocada y ya pierdes para siempre a quien algún día más necesites. Del amor no resurge la confianza muerta, el remordimiento no cambia el pasado, el perdón no borra las heridas del recuerdo...



No hay comentarios :

¿Qué opinas?