Vías y otros accesos

Hay discotecas a las que no podrás entrar, universidades donde no te admitirán, casas que no podrás comprar, clubes a los que no podrás pertenecer, incluso coches que no podrás conducir. Sin embargo los caminos para intentarlo están ahí, sin puerta ni precio. Las carreteras, aunque sea para continuar a pie hacia delante, siempre estarán abiertas.


No hay comentarios :

¿Qué opinas?