Irremediablemente...

En determinado momento llega alguien que rompe todos tus esquemas. Entonces haces por esa persona todo lo que te prometiste que jamás harías, todas esas cosas a las que llamabas tonterías, y aguantas todo aquello que nunca estuviste dispuesta a aguantar. Lo esperas aunque sean las doce de la noche bajo la lluvia y llegue veinte minutos tarde, ríes sus bromas y no te importa ser tú quien pague la cena. Cuando discutís, lloras en vez de mandarlo al carajo, como siempre recomendabas a todas esas amigas tuyas que estaban en una relación, y comienzas a entender esas conductas estúpidas que antes no entendías. Ni siquiera eres consciente de que lo haces e incluso cuando lo sabes, no puedes evitar seguir comportándote igual mientras tu cerebro te pregunta qué te pasa. Sabes que tienes una venda, y vivías tan prevenida que ahora puedes ver a través de ella la realidad, pero es inútil, algo interior te impide luchar contra lo que sientes, porque sabes que en tu interior todo es esperanza e ilusión.
En ese momento estás irremediablemente enamorada. 

No hay comentarios :

¿Qué opinas?