Allí

Hay un lugar separado de lo que conocemos por un muro inquebrantable para lo físico y allí es donde van a parar todas las piezas rotas, todos los ojalá, los casi, los quizá. Allí las leyes físicas son irrelevantes. Allí van a veces los locos y habitan los que ya se fueron. Allí descansan las musas que bañan en inspiración a los artistas y espera como una caja de melodía todo nuestro futuro a que le demos cuerda. Allí el pasado siempre vuelve como en una máquina del tiempo y el dolor se disipa. Allí como en bolsas, reposan nuestros sueños y deseos y si vas, puedes coger todos los que quieras sin quemarte, sin trampas, sin que hiele la sangre. Allí hay un enorme tesoro que acumula el precio que pagamos por cada error que cometemos. De allí salen los cuentos, los mitos, las leyendas y eso de que el bueno siempre gana a los seres más perversos. 

Allí puedes volver a ser quien eras. Allí las dudas se despejan como nubes en un cielo totalmente azul. Allí todo buen pasado es presente. Allí puedes revivir hasta el mejor día de tu vida. Allí puedes recomponerte en un segundo como si jamás te hubieran roto el corazón. Por eso allí es fácil sentirse bien. Allí lo encontrarás todo, a cambio te perderás a ti mismo. El precio del viaje allí es no regresar jamás.

1 comentario :

¿Qué opinas?