De desastres

A lo largo de nuestra vida perdemos muchas cosas. Muchas de ellas son cosas importantes, cosas que queremos de verdad, cosas sin las que no sabemos cómo ser felices y que también se llevan una parte de nosotros que deja un vacío. Pero no importa cuánto hablemos de ellas, cuanto tratemos de evocarlas o cuántos textos nos ayuden a escribir y cuánto luchemos por recuperarlas. Tenemos que aceptar que se fueron porque no van a volver jamás. 

Y es difícil. 

Pero a veces, gracias a soltar aquellas cosas y dejar de intentar cogerlas de nuevo, logramos agarrar cosas todavía mejores. 

No hay comentarios :

¿Qué opinas?