Esta es la forma de crecer

Puede que la vida nunca esté a la altura de tus expectativas, pero es mejor, es algo real. Y la realidad supera la ficción. Aprende a apreciar lo que tienes cada segundo de tu vida en lugar de añorar todo lo que no tienes. Aprende a apreciarte. No se trata de lo bueno que eres, sino de lo bueno que quieres ser. Reúne el coraje para alejarte de todo lo que te hace miserable. La vida no viene con control remoto, así que si quieres ser feliz levántate y cámbiala. Puedes moldearla a tu antojo, pero nadie puede tenerlo todo en esta vida. Tienes que perdonarte por no controlarlo todo. A veces la tristeza te abruma, a veces no estás a la altura de los problemas a los que te enfrentas y necesitas darte tiempo. No siempre podrás hacer todo lo que quieras con tu vida. Necesitas avergonzarte menos ante la idea de que no eres suficiente. Necesitas perdonarte y seguir adelante con tu mejor intención como bandera. En el mundo solo dos tipos de personas consiguen el éxito: o naces afortunado, o te conviertes en luchador. Nadie elige cómo, cuándo ni dónde nacer. Nadie puede cambiar todas sus vivencias. Nadie ha vivido lo que tú. Nadie es como tú. No puedes simplemente seguir el camino de otro y esperar el mismo resultado. Por eso no puedes juzgar a los demás. Vivimos en el mundo que nos ha tocado y no quiere decir que nos represente. Dejemos de hablar de la humanidad como un mal estereotipo. Hay personas buenas que hacen cosas malas. No somos los errores que cometemos. El mundo no es cruel, es un lugar hermoso, solo ha experimentado hechos que lo son. No tratamos con hombres ni con mujeres. No tratamos con blancos ni negros. No tratamos con chinos ni africanos. No tratamos con gordos ni con feos ni con guapos. No tratamos con homosexuales, bisexuales, pansexuales, asexuales ni heterosexuales. No tratamos con ricos ni con pobres. No tratamos con etiquetas, tratamos con personas, personas rodeadas de piedras que les hacen caer. A veces nos las lanzamos unos a otros. Cada persona es un mundo. Hazte amigo de personas que no son de tu edad. Sal con personas cuyo primer idioma no es el mismo que el tuyo. Conoce alguien que no venga de tu clase social. Confía en alguien que ha tropezado donde tú no has pisado. Esta es la forma de ver el mundo. Esta es la forma de crecer.


No hay comentarios :

¿Qué opinas?