Huir, como terapia para toda la vida

Cuando te vayas
reiré más fuerte,
iré a más fiestas,
y subiré la música
y cantaré más alto.

me pondré vestidos, 
me emborracharé
conoceré a más personas
y besaré a extraños,
y bailaré toda la noche.

Y lloraré por ti 
tendida sobre el suelo de la cocina
pero no te pediré que regreses,
taparé el dolor a ratos
aunque no desaparezca.

Te mataré:
no volveré a decir tu nombre,
y acostaré mi cuerpo en la cama
mientras mi corazón duerme
lejos de mí: en tu pecho.

Y cuando otros amores me pregunten
qué es lo mejor que me ha pasado en la vida
yo pensaré en ti y les responderé 
"Tú", con una sonrisa 
mientras tu recuerdo me consume.

No hay comentarios :

¿Qué opinas?