El dinero no nos hace felices

El dinero no da la felicidad. Si estás de acuerdo no seas hipócrita: deja de decir que los chicos blancos de Occidente no deberían quejarse de su vida porque todos los días tienen un plato en la mesa. La depresión es una enfermedad del Primer Mundo. La depresión se ha criado como el resultado del exceso de información, de productos, de oportunidades y de variedad. Es el defecto de saber demasiado, y creer erróneamente que no has tomado las decisiones adecuadas y deberías ser más de lo que eres, solo porque lo tienes todo, solo porque has tenido todas las oportunidades en tu favor. Pero menospreciamos el poder del azar, de los momentos, de las personas y lugares de nuestra vida. Creemos que podemos controlarlo todo. No es así.  Cuando la vida solo te ofrece una cara del dado, es fácil actuar con lo poco que tienes sin dar vueltas a nada más, porque son imposibles desconocidos. Así que al tercer mundo llevamos la vacuna de sus conocidos, de la hepatitis, no llevamos Prozac. Eso confirma mi hipótesis de que el dinero no nos hace felices, porque la depresión es un asco. Es cierto que no puedes decirle a una anciana de Camboya que trabaja 15 horas diarias y ni siquiera tiene agua potable que tienes depresión, porque ni siquiera lo entenderá, pero te aseguro que nadie ha elegido pasar por esa situación. Si dices que el dinero no da la felicidad, deja de mentir a a las personas diciendo que deben estar contentos por tener comida, educación y un techo.


No hay comentarios :

¿Qué opinas?